lunes, 26 de noviembre de 2012

SARDINA FRESCUÉ

 
 
¿Como disfrutar en casa del sabor insuperable de la humilde sardina sin que tengas que estar oliéndola el resto de la semana por cada rincón de tu piso de VPO?

 Una buena manera es hacerlas al horno y con esta sencilla receta, tienes, por el mismo precio un plato completo y rápido en poco más de media hora.

 

 Necesitareis: (Para uno)

 

 1 Patata mediana

 1 Cebolla pequeña

 6 sardinas limpias y desespinadas

 Aceite de oliva

 Sal, pimienta y pimentón (dulce o picante)

 

 Como hacerlo:


 
 
  Pelar y cortar en rodajas finas la patata y la cebolla. Cubrir el fondo de una bandeja de horno con ellas.

 
 
Echar un generoso chorretón de aceite, salpimentar y espolvorear con el pimentón.


 

 Echar un poco de agua, vino o, como en este caso, cerveza.

 

 
 
 Ponerlo al horno 25 minutos a 150º

 Salpimentar las sardinas y regarlas con un chorrito de aceite.

 Sacar la bandeja del horno y poner las sardinas con la piel hacia arriba

 



Dejarlas hacer 8 minutos.

 Servir con unas rodajas de tomate o un poco de ensalada.

1 comentario:

  1. Qué buena manera de preparar las sardinas, me ha encantado!

    ResponderEliminar